Translate Page

The Global Handwashing Partnership

Las manos limpias son su salud: Trabajando para mejorar la higiene de manos en el Hospital de Barillas

Published: March 18, 2019

Selvyn Rafael Mérida Reyes está a cargo de mantenimiento en el Hospital de Barillas en Huehuetenango, Guatemala, donde ha trabajado por seis años. Se graduó en el Colegio Mixto Asturias en Huehuetenango, Guatemala, donde se enfocó en Perito en Técnicas de Desarrollo Comunitario. Al principio, Selvyn empezó de trabajar en el hospital por la necesidad del ingreso económico para poder mantener a su familia. Pero con el paso del tiempo, él disfruta su trabajo y ha contribuido a la mejora de higiene de manos como manera de ayudar y servir a la comunidad.

En el Hospital de Barillas, Selvyn ha participado en entrenamientos, incluyendo charlas, del ministerio de gobernación del ministerio de salud. Él aprendió que, “cuando uno no se lava las manos, puede fallecer cualquier persona por varias enfermedades como: de amebas y lombrices o cualquier paracito”. Selvyn conectó esto con ser higiénico los empleados y pacientes del hospital. Él y otros empleados vieron que estas enfermedades ocurrían por parte de mal lavado de manos que era mal higiene, que los empleados no se lavaban las manos bien, especialmente bajo las uñas largas, etc. Y empezaba a entender el problema y pensar en cómo resolverlo.

Formando un comité multidisciplinario para higiene de manos

En el hospital de Barillas Selvyn está participando en el modelo de clínicas limpias del programa de supervivencia materno infantil (MCSP) de USAID. El modelo de clínicas limpias colabora con ministerios de salud para desarrollar criterios para agua, saneamiento, e higiene (WASH). Cuando logran este criterio, el Hospital de Barillas recibirá el certificado que lo acreditara como “CLINICA LIMPIA”. El Equipo o comité del Hospital de Barillas trabajan para avanzar en higiene Y prevención de infecciones.

Cuando empezaron el modelo de clínicas limpias, Selvyn y otros empleados aprendieron la importancia de higiene de manos y como lavarse las manos adecuadamente. Los entrenamientos inspiraron al hospital a aumentar su enfoque en higiene de manos. Antes, hicieron algunas charlas, pero se enfocaron mucho en higiene de manos.

Después del entrenamiento, Selvyn y sus colegas formaron un comité para enfocar en la mejora de higiene de manos. El comité incluye empleados de diferentes departamentos (doctores, enfermeras, manteamiento, intendencia y administración etc.). Este comité maneja la iniciativa de higiene de manos en el Hospital de Barillas y se reúnen cada mes.

Una de las primeras actividades del comité fue una charla sobre higiene de manos. En lugar de hacer la reunión sobre higiene de manos, empezaron con una refacción, ya que en Guatemala dar una refacción es como agradecerles a los presentes por su participación. Era muy fácil ver quien empezó a comer la refacción sin lavarse las manos. Del 100% de los participantes el 90 % empezó a comer el otro 10% se lavo correctamente las manos antes de tomar sus alimentos o sea la refacción. La actividad fue la oportunidad perfecta de animar los empleados de pensar en sus propios comportamientos de higiene de manos y a empezar una conversación sobre higiene de manos adecuado. El comité explicó las consecuencias de comer sin lavarse las manos y que todos pueden mejorar sus prácticas de higiene de manos. Después, Selvyn y otros miembros del comité repasaron los pasos de lavarse las manos y los tiempos críticos cuando se necesita hacerlo. Algunos de los empleados no sabían bien esta información. El comité puso avisos sobre los pasos enfrente de los lavamanos alrededor del hospital.

Cuando empezó el proyecto, muchos empleados estaban muy cerrados de una rutina de lavarse las manos. Personas se lavaban las manos con jabón, pero muy rápido. Muchas tenían uñas largas y no se lavaban las manos muy rigurosas para lavar bajo las uñas. Al principio, el comité recibía resistencia de los empleados del hospital. Por ejemplo, unos pensaban que los nueve pasos eran demasiados y querían continuar lavándose las manos con jabón rápidamente. Otros no querían colaborar en los esfuerzos. Sin embargo, el comité seguía trabajando. El comité ha hecho once charlas a todos los 94 empleados del hospital. Al principio, separaron el personal por áreas o departamentos (doctores, enfermeras, administración, cocina, manteamiento, pilotos, lavandería) para las charlas para que los participantes puedan comprender mejor se hicieron grupos pequeños. Después, mezclaron a los empleados para que todos puedan ver como sus comportamientos si afectan a lo demás.

El comité estableció una regla para todos los empleados de lavarse las manos adecuadamente, para mejorar la conciencia y asegurar la responsabilidad. La regla no era solamente para el personal clínico, Selvyn y el comité ponían importancia también con higiene en la cocina, pensando en los pacientes. “Por ejemplo, en la cocina, las mujeres tenían uñas largas, huñas pintadas y se lavaban las manos con jabón muy rápidos. Explicamos que es mala higiene preparar la comida así. Ellas entendieron y ya se cortan las uñas y se quitaron la pintura de uñas y así siguen los nueve pasos de lavarse las manos antes de preparar la comida, se lavan las manos bien, y después empiezan de preparar la comida para los pacientes.”

Progreso en el Hospital de Barillas

Antes de implementar el modelo de clínica limpia, Selvyn no era consciente de los comportamientos básicos que faltaban los empleados del hospital. A través de su trabajo, aprendió que hay un proceso de descontaminación antes de trabajar en la clínica. También aprendía más sobre higiene personal en general, pensando como cuando está en contacto con los enfermos y antes de comer, y que es importante tener un proceso formal y rutina para lavarse las manos.

A pesar de escuchar dudas al principio de los empleados, Selvyn ha visto grandes cambios. Después de presentar el proyecto y empezar los entrenamientos, los pacientes vinieron al hospital y vieron a los empleados con manos limpias. Aunque el hospital no cuenta con estadísticas del impacto potencial en la salud, han visto gran progreso en comportamiento, y Selvyn ha visto una diferencia en las actitudes de todos. Selvyn dice, “vimos los resultados peores, pero este proyecto nos ha ayudado mucho y ahora los y las colegas no se enferman de tantas enfermedades contagiosas. Ahora hay menos contaminación, como cuando se entra la a clínica, antes de salir, y después de usar el baño.”

De los once hospitales trabajando con USAID en la modelo clínica limpia en Guatemala, Hospital de Barillas ha avanzado de séptimo lugar a cuarto lugar. Esta evaluación fue creada por el ministerio de salud y MCSP para evaluar el agua, saneamiento, e higiene para la prevención y control de infecciones. La evaluación consiste en ocho secciones (agua, saneamiento, higiene, sanitarios, esterilización, residuos, limpieza, e administración) con un resultado posible de 100 puntos. Ahora el hospital está esperando los resultados de la última evaluación, donde recibieron buenos comentarios. Selvyn está bien orgulloso de lo que el hospital ha logrado en higiene de manos.

Continuar y ampliar el Proyecto

El comité ya está pensando en las metas a largo plazo para higiene de manos en el Hospital de Barillas. El comité empezó de pensar en cuantas charlas van a dar cada año para seguir y reforzar la práctica de lavarse las manos. Selvyn dice, “vamos a seguir con las charlas. No importa si el personal se aburra, yo no voy a aburrirme y voy a seguir enseñando hasta que lo sepan bien.”También tienen planes para colgar carteles en cada lavamanos en el hospital que muestran los nueve pasos de lavarse las manos con dibujos, para mantener concienciados los empleados.

Selvyn y el comité quieren ampliar el proyecto fuera del hospital. Han tenido conversaciones con instituciones diferentes en el área sobre la posibilidad de hacer charlas en las escuelas, para enseñar como lavarse las manos a todos los niños de diferentes edades. El comité continuará planificando en cómo educar sobre higiene de manos a escuelas e institutos de diferente escala.

Selvyn concluyó con consejos para otros que quieren mejorar la higiene de manos. Él cree que es una base fundamental para prevenir enfermedades en el hospital. El primer paso es formar un comité, porque sin un comité formal, no se avanza. También, la actividad de la refacción es una buena manera para empezar la conversación. Es una manera creativa para mostrar claramente quien se lava las manos antes de comer. Él anima a otros Hospitales Centros de Salud a involucrarse aunque los resultados no serían al 100%, se puede prevenir muchos problemas de salud con el lavado de manos.

Nota editorial: Este post fue escrito y traducido por Allison Elkins. Para ver el estudio de caso en inglés, haga clic aquí.

Fotos por Selvyn Rafael Mérida.

TAGS:


STAY CONNECTED

If you would like to receive regular updates from the Global Handwashing Partnership, please subscribe to our mailing list or follow us online.